MADERA Y CRISTAL COBRAN VIDA

La madera, con sus imperfecciones, es un ser vivo. La mayoría de los profesionales que trabajan la madera, optan por sanear esos defectos. Pero algunos diseñadores, no sólo no los esconden, sino que además los cubren con un cristal para que se puedan admirar. Eso es lo que debió de pensar Greg Klassen la primera vez que comenzó a trabajar la madera.

El fabricante de muebles Greg Klassen construye tablas de intrincado diseño y otros objetos sobre los que incrusta ríos y lagos de cristal. Inspirado por sus alrededores en el noroeste del Pacífico, Klassen trabaja con piezas de los bordes de los árboles desechados (a menudo adquiridos de obras de construcción, o de árboles moribundos que han empezado a pudrirse) que alinea para tratar de imitar las costas irregulares de varios cuerpos de agua. Las piezas se completan con la introducción de piezas de vidrio cortado a mano que parecen deambular por el centro de cada mesa.

Su obra “The River Collection” lleva el nombre de diversos ‘ríos’ que recrea sobre la madera gracias al vidrio azul, como es el caso de su obra “Nooksack River”. La colección se inspiró en los bordes, las cortezas y las texturas que se encuentran en los árboles de las orillas del río Nooksack, que se retuercen debajo de su estudio, y que Greg Klassen utiliza de manera sostenible para sus obras. Klassen utiliza estas losas de madera con incrustaciones de cristal azul para evocar las líneas serpenteantes del río Nooksack.